Casa da fFeira

Casa da Feira es historia, es leyenda.. es gente que comparte momentos y experiencias…

Síguenos
TOP
Termas

Casa da Feira

Termas

Las aguas termales que afloran en el Xurés-Gerês

Los celtas-castrexos ya conocerían y aprovecharían las diferentes aguas minerales de Galicia, no sólo como bebida en general, sino también algunas como medicinales.

Constancia si hay de que en el año 863 a. de J.C. el príncipe Bladud había descubierto en Bath (Inglaterra) las propiedades curativas del agua que allí manaba. Más tarde, los romanos, que antes de venir a la península Ibérica ya tenían una buena experiencia minera y además en el uso de las aguas termales, se instalaron en la que ellos denominaron Gallaecia, por su variada e importante riqueza tanto en minerales, como en aguas termales. En las surgencias de esas aguas construyeron sus termas o spas (sanita per aquis), como las de Lugo, Carballo, Cuntis, Caldas de Reis, Molgas, Bande, Lobios, As Burgas y otras.

Aguas termales

Fuente: : “Las aguas minerales de Galicia” Antonio Ramirez Ortega, M.Esperanza Rial Lemos y Javier Ángel Ramirez Masferrer. 2000)

Como podemos ver en el esquema, el origen de las  aguas termales del Xurés-Gerês está en las precipitaciones que se infiltran y penetran en el subsuelo gracias a las grandes fracturas que encuentran (fallas). En su descenso aumenta la temperatura y la presión lo que favorece el afloramiento que aparece en depresiones adyacentes generalmente en el margen de los ríos o incluso en su cauce. La temperatura en la que emergen depende de la profundidad alcanzada, de la velocidad de ascenso y de la mezcla con aguas superficiales,  la mineralización dependerá de la             composición del terreno.

El Xurés Gerês cuenta con un gran patrimonio termal, encontramos dos balnearios en Terras de Bouro (Caldas de Gerês  – Rio Gerês –  y  Moimenta – Rio Homem), uno en Melgaço (Termas do Peso a orillas de Rio Miño) y dos ya en Orense muy cerca de Casa da Feira  uno en Rio Caldo en Lobios y otro en Portoquintela en Bande (en el Rio Limia). Cada uno tiene su peculiaridad, los casi decimonónicos de Caldas y Melgaço, el pequeño y encantador de Moimenta o el reciente de Lobios, siendo sin embargo el de Portoquintela  el más  singular por su ubicación al aire libre en el lugar donde ya disfrutaron del beneficio de las aguas los romanos del s. I que vivían en el campamento romano que se encuentra a unos metros o los viajeros que se hospedaban en la mansio romana a unos metros del campamento.

Publicar una Reseña

You don't have permission to register
Abrir chat
X